En Bariloche debajo de las cenizas… brasas quedan! por Cristian “CHE Papá” Corsi

Publicado: 27 agosto, 2011 en Sin categoría

En Bariloche debajo de las cenizas… brasas quedan!


Dicen que el complejo volcánico Puyehue-Cordón Caulle ubicado en Chile, a 100 kmde distancia de Bariloche que hizo erupción el pasado 4 de Junio, tuvo la fuerza de 70 bombas atómicas. El daño que sufrimos, más allá de las toneladas de ceniza y arena, produce un desastre económico y social sobre la población que siempre le toca la peor parte. Salvo donde “las locas” de la Plaza de Mayo emprendieron el desafío de erradicar la villa más vieja de Bariloche. 135 casas nuevas, hermosas, amplias, térmicas, antisísmicas, con luz, gas natural, cloacas, equipadas completas, cocina, mesadas, baño y agua caliente; equipadas completas, cocina, mesadas, baño, y mucho más. Las Madres trajeron dignidad, trabajo y amor. Justo eso que tanta falta hace…

Los grandes empresarios que la última temporada ganaron millones van a recibir ayuda económica, rebaja de impuestos, créditos súper flexibles, entre otras cosas. Sin embargo ellos con la excusa del volcán, le duplican las horas de trabajo a sus empleados, le pagan la mitad del sueldo y no contratarán a miles de obreros que todas las temporadas laburan en negro. Mientras que las personas que trabajan sólo las temporadas, los que están al margen de la “Aldea de Montaña Europea” y de la postal soñada, se cagan de frío, se les caen los techos por los kilos de cenizas… o por la nieve… o por los vientos patagónicos… la cuestión es que siempre tienen que bancarse el garrón.

Llegamos al Barrio 10 de Diciembre donde nos recibe nuestro amigo Matías, de la “Comisión de Tierras” para hacer un recorrido. Es un domingo helado tipo 17 horas con el sol detrás de las nubes oscuras de ceniza y frío. Relucen las casas de cemento entre las desoladas casillas que abrigaron esperanzas  y  pero también como dice el tango: “las amarguras que da la pobreza, en llantos de madre, en la rebeldía del que es fuerte y tiene que cruzar los brazos cuando el hambre viene”. Las cenizas le dan un toque gris plata a todo. Caminamos por las callejuelas internas mientras Matías nos cuenta que por fin hay cloacas que evitan que estemos caminando sobre aguas podridas.

Encontramos en la puerta de su casa a Antonio que nos cuenta que está esperando ansioso la llegada de las casas. Se ve el avance que revoluciona el barrio… las casas nuevas que ya están habitadas, las que se están terminando, el terreno pelado donde las familias se reubicaron en casas de paso para las próximas a construir y las casillas milenarias. La casita de Antonio tuvo varias ampliaciones a medida que la familia fue creciendo y a medida que entraba un pesito. Igual se llenó de goteras con las cenizas que doblan los techos porque es muy pesada. Ya hace 20 años que aguanta este refugio familiar que hoy alberga cuatro generaciones. Ya son 10 personas contando el nieto que llegó hace poco. Para Don Vega el Barrio Nuevo ya es un hecho. Los sueños compartidos se pueden ver y tocar.

Seguimos por el barrio y nos invitan a tomar unos mates a la casa de Teresa. Mujer constructora que con orgullo nos muestra su nueva casa. Todavía no le conectaron el gas natural pero está muy calentito el ambiente. Muy decorado, muy personalizado. Lucen un flamante cielo raso muy coqueto, construido por iniciativa de la familia tras recibir la casa. Junto a su hija nos exhibe las fotos en su compu nueva. Hay fotos desde la casita de 3×3 que vivieron durante 15 años hasta hoy con su uniforme de trabajo, en diferentes actividades a través de los años, siempre conla Fundación. La novedad es que ya sabe revocar paredes y junto a la cuadrilla de mujeres no las para nadie. Si ellas aprendieron el oficio de los hombres ahora van a exigir que los hombres aprendan las tareas de la casa que hasta hoy esquivaron. Liberación femenina ya. Se ve que no solo recibieron una casa. Sino que es mucho más. El convenio de UOCRA no tenía en cuenta tener mujeres albañiles. Se cambió la realidad. Lo establecido. Se libera de la opresión. Se dan herramientas para seguir cambiando TODO. La sensación es de alegría, de Alegre Rebeldía dirían mis amigos.

Hablamos de todo un poco, coincidiendo que nada ni nadie podía frenar esta recuperación de dignidad. Muchos prometieron, proyectaron, pero sólo con Las Madres el Barrio cambió para siempre. Cómo será el futuro depende de lo organizados que sean. El ejemplo ya está. Frente a los desafíos que aparecen hay que unirse para luchar. Luchar siempre. Ahora ya sabemos que se puede. NI UN PASO ATRÁS.

Son 110 trabajadores en total haciendo 135 casas. 24 compañeras trabajadoras mujeres. Ya se entregaron dos docenas de casas de las cuales 2 son especiales para discapacitados y 8 son de cuatro ambientes. En este mes se entregarán 17 casas más. Tienen para arrancar 24 casas a todo vapor. La construcción pasó por muchas etapas duras como esta, y cada una de ellas los hizo más fuertes y más unidos. En el Barrio 10 de Diciembre Las Madres levantaron las banderas que sus Hijos nos dejaron. Gracias a estas políticas públicas del gobierno de Néstor y Cristina es posible tener la oportunidad de Recuperar la dignidad para estos vecinos. Estos sueños compartidos tienen la fuerza de un volcán. Este sueño compartido es concreto… como las paredes que levanta Teresa.

 

TEXTO///Cristian “CHE Papá” Corsi

 

FOTOS//// Trilce Reyes Bartoliche.

 

GRACIAS por aguante de mi familia, por las fotos de Trilce, a los amigos del Barrio 10 de Diciembre, por el empuje a Seba Carapezza, por las correcciones de Ale Cifuente y la onda de Luis Zarranz… GRACIAS MADRES!!

gracias APTRA!!! ups… jeje

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.